Para Todas Vosotras (858)

19 junio 2012

Una mujer estaba sentada en un sofá, tomando té helado con su madre.

Mientras hablaban de la vida, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones de la edad adulta, la madre hizo sonar los cubos de hielo en su vaso fuertemente y luego miro fijamente a su hija.

'Nunca te olvides de tus hermanas' le advirtió, dando vueltas a las hojas de té en el fondo de su vaso. 'Ellas se volverán cada vez más importantes con el paso del tiempo.. No importa cuánto ames a tu esposo, no importa cuánto ames a los hijos que tengas, vas a necesitarlas.

Recuerda salir con ellas siempre, hacer cosas con ellas siempre.

Recuerda que cuando hablo de tus Hermanas me refiero a TODAS las mujeres... tus amigas, tus hijas, y todas las otras mujeres que estén ligadas a ti. Las vas a necesitar.

Ella escuchó a su madre... Mantuvo contacto con sus hermanas y cada vez tuvo más amigas con el paso de los años.

Conforme estos fueron pasando, uno tras otro, ella fue entendiendo, gradualmente, a lo que su Madre se refería.

Conforme el tiempo y la naturaleza presentan sus cambios y sus misterios en la vida de una mujer, tus verdaderas Hermanas siempre permanecen.

Después de mis 40 años de vivir en este mundo, esto es lo que he aprendido:
- El tiempo pasa.
- La vida ocurre.
- Las distancias separan.
- Los hijos crecen.
- Los trabajos van y vienen.
- La pasión disminuye.
- Los hombres no siempre hacen lo que se supone que deberían hacer.
- El corazón se rompe.
- Los padres mueren.
- Los colegas olvidan los favores recibidos.
- Las carreras o profesiones llegan a su fin.

PERO..

Tus Hermanas siempre están ahí, no importa cuánto tiempo ni cuantas millas haya entre ustedes. Una amiga nunca está demasiado lejos para llegar a ella cuando la necesitas.

Cuando tienes que caminar por un valle solitario y tengas que hacerlo por ti misma, las mujeres de tu vida, estarán alrededor del valle, alentándote, orando por ti, empujándote, interviniendo por ti, y esperándote con los brazos abiertos al final del camino. Algunas veces, incluso romperán las reglas y caminarán a tu lado ... O te llevarán cargada.

Amigas, hijas, abuelas, madres, hermanas, suegras, nueras, cuñadas, nietas, tías, primas, sobrinas: son una bendición en la vida!

Cada día, seguimos necesitándolas.


Autor: Anónimo

1 comentarios:

@Dew@ opinó:

Conservar el equilibrio espiritual y de conciencia en nosotras, es avanzar y es crecer...Porque nacemos predeterminadas a recibir estoicamente al dolor y mirarlo de frente, agradecer la felicidad.Pero muchas mujeres modernas sólo invierten en la soledad y olvidan que hemos nacido para amar y dejarnos ser amadas y admiradas. Somos el reposo del guerrero,la armadura de un gran hombre, sinónimos de fecundidad y vida.En la medida que nos amemos, enfrentemos lo que nos aplaca, seremos mejores para los demás.Sólo tenemos un camino en la vida, ser cada día más mujer.No importan los roles, existe algo que nos une...y ese algo es marcar la diferencia entre otras criaturas, dejando huellas en los que nos rodean.
Tu casita me ha encantado, respiro reflexiones del alma, fraternidad y energía cósmica. Te seguiré sin lugar a dudas. Espero tu visita...no me avises, mi corazón está abierto a todos quienes deseen compartir reflexiones y en otros de mis espacios...la buena música al buen oído.Un abrazo muy fraternal.

Publicar un comentario

Tu opinión a lo largo del Blog es necesaria y bienvenida. El contraste de opiniones es lo que hace tan interesante la complejidad, fragilidad y lo extraordinario que somos los seres humanos. Estoy convencida que reconfortaremos a todo aquel que guste y/o necesite reflexionar. Gracias por leer, por comentar y por formar parte de este blog, C2ISLOV3.

Related Posts with Thumbnails